fbpx

CREA TU PROPIO JARDÍN MÁGICO

¿Cómo tener en tu casa un jardín mágico?

Des de siempre se han utilizado hierbas para hechizos y rituales. La base de la magia con hierbas es la energía de las mismas y tener un deseo fuerte y claro en aquello que les pedimos. Todos podemos tener un rincón mágico  en nuestro hogar, con algunas plantas que tienen un gran poder por ellas mismas y a la vez las utilizaremos para rituales y hechizos.

LLENA DE MAGIA TU HOGAR

Un Jardín Mágico es más que una colección  de plantas, es un punto energético, donde las buenas vibraciones y las  fuerzas de la Madre Naturaleza convergen para que en nuestro hogar reine la armonía y el amor.

Podríamos confeccionar cientos de jardines mágicos, dependiendo de los hechizos que quisiéramos realizar. Para empezar, he preparado una selección de las plantas más poderosas y que no pueden faltar en el jardín de una hechicera.

Ruda, es la planta con más poderes fantásticos. Todas las civilizaciones han hablado de su potencial sobrenatural. Es la mejor para protegernos de las malas energías, del mal de ojo y para atraer solo a buenas personas, además beneficia al cuerpo físico.

Perejil, es un amuleto herbal, entre las brujas se utiliza para salvaguardarse de la magia negra y de las malas energías. Se tiene que colocar a la entrada de la puerta de la casa.

Lavanda, nos otorgará frescura y tranquilidad. Es una gran ayuda contra las pesadillas. Favorecerá el alcance de la paz interior, y nos hará ver la vida desde un punto de vista mucho más positivo.

Albahaca, nos ayudará a que los sentimientos no falten en nuestra relación de pareja. Sembrada cerca de alguna ventana atraerá la pasión y el amor verdadero a tu hogar, también potencia la fidelidad.

Solo con el hecho de contar con estas plantas dentro de nuestro hogar ya potenciaremos la energía y la magia, pero debemos seguir unos pequeños pasos para que todo sea perfecto.


¿QUÉ DEBEMOS HACER?

Si contamos con un espacio amplio, debemos intentar que las plantas hagan la forma de un círculo, ya que es el símbolo de la prosperidad.

La noche en la que acabemos de preparar nuestro jardín encenderemos cuatro velas blancas.


Las colocaremos rodeando el círculo e invocaremos a los cuatro elementos, aire, fuego, agua y tierra para que nos protejan y nos llenen de energía mágica.

Cuando los hayamos llamado, a cada uno por su nombre, nos sentaremos en el suelo y haremos 10 respiraciones.

Una vez hayan prendido las velas nuestro Jardín Mágico estará bendecido y lleno de energía positiva.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *