7 señales para descubrir a tu Alma Gemela

7 SEÑALES PARA DESCUBRIR A TU ALMA GEMELA.

EL AMOR ES LA FUERZA MÁS PODEROSA DEL MUNDO

Cuando dos personas han creado unos lazos de amor puros ni siquiera la muerte puede hacer que estos sentimientos se apaguen.


Cuando dos almas se han amado en pasado y se reencarnan se vuelve a encontrar en el futuro.

El momento en el que dos Almas Gemelas se reencuentran es difícil no darse cuenta, se siente algo especial y salta la chispa, los lazos de amor creados en otras vidas perduran y se reafirman en la actual

Os contamos las 7 señales  para reconocer a tu Alma Gemela.

  1. Reconoces en tu interior a esa persona
  2. Sientes que llevas toda la vida buscando a esa persona, has estado soñando con ella incluso antes de conocerla y cuando por fin la encuentras sientes una gran paz interior.
  3. No hace falta que te cuente sus defectos porque no son desconocidos para ti, no te sorprenden y además no te molestan.
  4. No podréis para de miraros a los ojos. Es una señal de las personas que están unidas por el destino, sus miradas no pueden separarse y ven el interior de su pareja a través de sus ojos. Las palabras sobran.
  5. Cuando estáis juntos sientes como si recibieras un shock eléctrico y te hace sentir una experiencia super intensa y explosiva.
  6. Parece que tengáis telepatía y estéis sincronizados. Decís lo mismo a la vez, estáis pensando en una canción y vuestra pareja la tararea, os apetece comer lo mismo…son detalles que muestran una gran conexión extrasensorial.
  7. Reconoces en tu interior a esa persona, entre vosotros dos hay recuerdos existenciales de otras vidas que os aportan una unión más allá de lo mundano y lo comprensible a aquellas personas que no han experimentado lo que es encontrarse con su Alma Gemela.

Nadie debe renunciar al amor, todo el mundo tenemos un alma que nos complementa.

Amar y ser amado es un derecho y no tenemos que resignarnos a sentir el amor verdadero.

¡DESCUBRE LAS 36 PREGUNAS PARA ENAMORAR!

LAURA ES ESPECIALISTA EN ALMAS GEMELAS Y EN VIDAS PASADAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *